Un nuevo comienzo

9/30/2014 05:48:00 p. m.



Las razones por las que he empezado este blog son tantas y tan complejas que me sería imposible explicarlo (o al menos resumirlo ahora mismo)

Pero creo que sería buena idea comenzar explicando el nombre del blog, porque ¿qué es un/a workaholic? 

Digamos que trasladado a nuestro idioma sería algo así como "un adicto al trabajo" y no me malentendáis, no es que estés obsesionado con estar todo el día trabajando o que necesites trabajar a todas horas para ser feliz o que solo te gusta estar trabajando y no hacer otras cosas...no.

La realidad va mucho más allá, es un sentimiento y una forma de hacer las cosas interiorizada por la cual te es imposible eso que es tan importante en esta época tecnológica... DESCONECTAR.  

Los que seáis emprendedores o tengáis un negocio online como es mi caso sabréis que esto es bastante complicado. Como eres tu propio jefe no tienes horarios y como no tienes horarios nunca encuentras el límite ni la hora de cierre, siempre se te ocurren ideas que apuntar, cambios que hacer o emails que enviar y ha llegado el momento de que seamos nuestro propio jefe de verdad, que cuando sea la hora de terminar la jornada nos digamos: "por hoy ya está bien, queda mucho trabajo por hacer sí, pero voy a apagar las luces, tengo cena con mi familia y mañana podrás terminarlo, no me voy a quedar aquí" ¿Parece fácil verdad? ¡pues realmente lo es!

Seguro que el día que pensaste en trabajar por cuenta propia (aparte de darte un vértigo increíble) pensaste en que lo que querías era estar día a día en algo que realmente te apasiona, en expandir tu creatividad, en tratar a los clientes como crees que se merecen, en crear algo tuyo y vivir de lo que de verdad te gusta... podrás haberlo conseguido o no (de ser esto último no te desesperes porque seguro que estás en el camino ;)), pero de lo que estoy completamente segura es de que no pensabas ni se te pasaba por la mente en momento alguno, que ibas a ser esclavo de tu propio negocio.

Pues como decía más arriba es más fácil de lo que parece empezar a desconectar y separar nuestra vida social de nuestra vida como empresarios, sé que a veces parece imposible, pero no solo no lo es sino que es necesario hacer que no lo sea por una razón vital y por ello te voy a preguntar una cosa... ¿trabajas para vivir o vives para trabajar? Si sabes la respuesta correcta a esto sabrás que este cambio tiene que hacerse YA.


No soy ninguna gurú, pero creo que hay algunas pequeñas directrices que podemos seguir para conseguir nuestro reto:

1. Pon unos horarios.
Lo sé, a veces es complicado, tienes tantas cosas que hacer y tan poco tiempo... estás tan contento porque te acaba de llegar una super propuesta o un pedido importante a las 12 de la noche y quieres responder ya...pero no, eso no es posible. Ningún empleado está disponible las 24 horas al día y el que tu negocio sea online no quiere decir que no tenga unos horarios de gestión y atención al cliente que cumplir, ¿o acaso Fnac (por ejemplo) o cualquier otra empresa está disponible todo el día? ¿por qué deberías de ser diferente?

Por lo tanto lo primero que debes pensar es ¿cuántas horas quiero/necesito trabajar al día?, ¿cuál es el mejor horario para tratar con mis clientes? y lo último pero no menos importante ¿qué días descansaré y que mes cogeré de vacaciones? Todo esto tienes que planearlo teniendo en cuenta tu sector, que días son mejores para coger tus descansos y que mes es el má flojo para "permitirte" irte de relax. Pero aunque te parezca una locura en un principio es algo que agradecerás a la larga, la vida no es solo trabajar y si sigues así, el proyecto que tanto adoras irá perdiendo su encanto poco a poco y te dirás: "Dios mío no, otra vez a trabajar". ¿Es eso lo que quieres? ¿acabar odiando tu propio negocio? ¡Yo desde luego que no!

2. Separar agendas.
Sí, es un engorro llevar tantas cosas encima, pero comprar aceite y acabar los banners para el Cyber Monday no deberían de ir JAMÁS en el mismo sitio. Lo mismo digo para: cumpleaños, recados, fiestas, vacunas de tus mascotas, recordatorios de dietas.... y todas las miles de cosas que apuntes para organizar tu vida social o casera. Una cosa es la agenda personal y otra la profesional, de este modo mientras trabajas no te distraerás pensando en lo que tienes que comprar para hacer las lentejas de mañana o mientras revisas los planes para el fin de semana no te estresarás pensando en el trabajo pendiente.

¿No tienes agenda de ningún tipo? Sé que no todo el mundo se organiza de la misma manera y que a veces es complicado llevarla al día, pero os recomendaría encarecidamente llevar un registro profesional. De algún modo u otro llevar una lista de las cosas pendientes o ideas que se te ocurren te ayuda a llevar mejor el trabajo y ser concienzudo con los pequeños detalles (yo al menos les doy mucha importancia)

Respecto a la agenda para casa si nunca has apuntado cosillas pendientes o la lista de la compra ¡enhorabuena!, seguro que tienes la memoria suficiente para acordarte de todo lo que necesitas o de que día es el cumpleaños de cada quién, pero en mi caso hoy por hoy hay veces que no sé ni en que día vivo... así que la necesito como apoyo ;)

Por lo que resumiendo, si eres de mi grupo y apuntas todas las cosas de casa y familia además de las del trabajo, te recomiendo dos agendas separadas; y si aún no tienes agenda..¡hazte con una ya mínimo! me lo agradecerás :D
3. Elimina las alertas del móvil.
Si estás trabajando en tu casa o en tu local no será necesario tener las alertas de pedidos, emails entrantes, tweets, mensajes de Facebook y demás en tu móvil porque ya se supone que estás trabajando. Al final podría parecer que tienes más trabajo del que realmente es porque entre el PC y el móvil podrías volverte loco en menos de treinta minutos...y eso no nos interesa.

¿De verdad crees necesario tener una alerta para cuando llegue un pedido o mensaje si cada x tiempo estás comprobando tu web? ¿En qué situación no te darías cuenta de este pedido o mensaje? ¿en los cinco minutos que te das para tomar un café o quizás en el rato que has tenido que ir al baño? Piensa por un momento en ello por favor.... REALLY?

Ni que decir tiene que si estando trabajando las notificaciones no son muy útiles, si estás ya fuera del trabajo menos aún.

Mails a las once de la noche, pedidos de madrugada, mensajes mientras estás cenando o tomando algo con los amigos ¿de verdad tienes qué hacer eso AHORA? ¿Te has quedado alguna vez mirando a alguna pareja o grupo en la que uno de ellos está absorto en el móvil y piensas: "que aburrido, se está perdiendo estar con su gente"? Pues siento decírtelo amigo, pero ese eres tú con las alertas del teléfono.
Si se ha acabado el trabajo lo que venga después del cierre se hará mañana, no te vas a quedar sin trabajo por unas horas de descanso (que son lógicas para cualquier mortal) creéme. Y lo que es más importante, haciendo esto te estresarás menos y te relajarás más, ¡comprobado!
4. Sal de casa.
Es el último consejo que creo que sería útil, pero no el menos importante. Si trabajas desde tu casa tómate tu tiempo, baja al bar a desayunar y leer el periódico o da un paseo matutino antes de trabajar.

Debo de confesar que en mi caso no hago esto todos los días, a veces lo dejo para un poco más tarde, pero es un gran error que estoy intentando solucionar porque se nota mucho la diferencia.

Si trabajas desde casa es muy pero que muy importante que tomes conciencia del espacio de trabajo (del que hablaré en otro post) y del horario del mismo y que por tanto eres otro trabajador más. Nada de pijamas y ropa de casa y con el ojo medio cerrado ponerse a hacer las tareas. Si tuvieras un trabajo por cuenta ajena, fuera de tu casa, tendrías que desayunar (seguramente fuera), vestirte apropiadamente y salir hacia tu oficina o sitio de trabajo ¿por qué hacerlo diferente por estar en tu casa? ¡Eres un privilegiado, disfrútalo como se merece! y empezarás el día con mejor humor.

Por el momento creo que esto es todo, pero me gustaría escribir próximamente sobre el lugar de trabajo y otras cosas similares :) No soy ejemplo de nada ni mucho menos, pero sí que me gustaría compartir mi experiencia con todos, dar consejos que creo que pueden ayudar y compartir opiniones.

Espero que te haya gustado y tanto si eres workaholic como si no, eres más que bienvenido.


You Might Also Like

2 comentarios

  1. Yo estoy intentando trabajar desde casa desde hace poco, y soy una desastre. Soy caotica y desordenada... Me han venido bien tus consejos, que tengo mas que claro que intentare seguir, sobre todo lo de ponerme horarios y salir algo de casa, porque a veces se le puede olvidar a una que necesita estirar las patucas, o que no va a pasar nada por no responder a un mail o sms a las tantas...
    Espero nuevos post por tu parte.
    Saludinos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, así es, creo que todos los teletrabajadores tendemos a abandonarnos un poco a la rutina a veces ¡y no todo es trabajo! Me alegro mucho de que te hayan gustado mis consejos y espero que te ayuden de algún modo a desconectar y separar tu vida social de la profesional.

      Pronto otro post, I promise! :D

      Saludinos para ti también Sara :)

      Eliminar

SUBSCRIBE





Like us on Facebook